Hoy os contamos cómo Sol llegó a Sa Foradada gracias a Kids and Travel

Sol y su papá observando los pajaritos ^_^
Para los que conocéis Mallorca sabéis que significa llegar a este maravilloso enclave de la isla, pero para los que no, os cuento que este lugar tiene un acceso no muy práctico (a no ser que tengas barco) para una peque de 2 años y medio.
Si te gusta salir de caminata está genial: zapatos cómodos (nada de chanclas),  protección solar, gorro, agua y una buena conversación, ya que son unos 45/50 minutos de subidas y bajadas ^_^
Nosotros para ser sinceros nunca hemos sido súper montañeros, alguna caminata que otra, pero poco que contar. Y desde que tenemos a Sol…menos ;(
Cuando nos invitaron a ir a este lugar, nuestra primera respuesta fue: NO. Os explico por qué: Sol pesa 18 kg, a pesar de su corta edad es muuuy grande y obvio que caminando no llegaría jamás. Hubiera sido un drama.
Pero nuestro amigo Jaume insistió y encontró la solución: Alquilar una mochila. 
Ideaza!!! (Como dije antes, somos bastante novatos en el tema)
Así que ahí estaban las chicas de Kids and Travel en el momento y lugar adecuado (por cierto, conocidas también de Jaume) para ofrecer sus servicios.
Detrás de Kids and Travel hay dos chicas también foráneas, una es de Madrid y además se llama Cristina (coincidencias de la vida) y Mireia es de Lleida.


Sol en el chiringuito de Sa Foradada

Así que todo el equipo de My Little Place hizo esa caminata gracias a Kids and Travel. Alquilarles la mochila fue una decisión super acertada, salvo el primer momento de shock de la pequeña Sol y las medusas que no nos dejaron bañar en condiciones. Por lo demás, lo pasamos genial, hicimos algún amigo nuevo en el camino y comimos de lujo una riquísima paella.
 
Cristina y Mireia son encantadoras, se pasaron hace poco por My Little Place para conocernos en persona.
La idea que han tenido es formidable y muy necesaria en esta isla plagada de turistas donde, de repente, mucha gente puede necesitar: un carrito, una silla de bici, una cuna, una trona, una silla de coche…o una mochila para llegar a una preciosa cala.

Su facebook aquí y su web aquí.

One Comment

  1. Lo que no se cuenta acá es que los ’45/50 minutos de subida’ me los hice yo con Sol a la espalda… menos mal que teníamos la mochila bendita y que mi niña para mí es como peso pluma… AMOR de padre!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.