¡De animales va la cosa! Pero de goma y sin moho

Seguramente habréis escuchado alguna que otra vez la expresión: “¡La que has liado, pollito!” Pues bien, ahora le toca el turno al patito (pero de goma :P).

Y es que os acordaréis de la polémica de la jirafa Sophie; a raíz de que una mamá la abriera al notar un olor desagradable en el mordedor. La foto del interior lleno de moho y bacterias (no apta para sensibles) dio la vuelta al mundo en muy poco tiempo. ¡El escándalo estaba servido! Todos abriendo a la jirafa como si no hubiera un mañana… ¡Qué culpa tendrá ella!
Pues lo mismo le ha ocurrido al entrañable patito de goma. No hace mucho, sacaron a la luz unas imágenes de su interior y… ¡bingo! Su color amarillo se había visto recubierto por una “simpática” capa de hongos. Ahora le toca también a él sufrir las consecuencias como sucedió con Sophie.

Pero, ¿Qué provoca todo esto? Os preguntaréis. El problema no recae exclusivamente en el producto sino en el uso que se hace de él. Desde My little place, recomendamos leer las instrucciones y advertencias antes de utilizarlo; y, luego, confiar en nuestra intuición y sentido común. Veréis. Lo más importante es saber que todos aquellos objetos que tengan algún orificio en alguna parte de su material no son aptos para el agua (¡y menos para la hora del baño!) pues ésta se filtra en el interior y, aunque pensemos que lo hemos estrujado bien, siempre quedarán restos. Por otra parte, es esencial mirar que el producto sigue siendo totalmente uniforme ya que cualquier mínima rotura (por ejemplo, con algún mordisco del peque) puede desencadenar en sorpresas poco agradables.

¡Pero tranquilos que existen alternativas! En nuestras tiendas disponemos de un juguete súper chulo para el agua (de la marca Munchkin) que está preparado para evitar precisamente todo lo que estamos hablando. Se trata de un pack en el que vienen dos personajes entrañables que pueden abrirse con un simple giro de rosca y, así, poder limpiarlos y dejarlos al aire para que se sequen por completo. Esto nos gusta más ¿verdad? ¡Jé!
Y como mordedor… Tenemos a nuestro producto estrella que es total en todos los sentidos: ¡Matchstick Monkey! Un mono muy molón de silicona, totalmente uniforme, dispuesto a ayudar a los peques cuando sus encías están algo sensibles. El relieve en la parte trasera de su cabeza les ayuda a aliviar las molestias propias de la dentición. ¡Es más majo que las pesetas!

¿Con cuál de los dos te quedarías? ¡Yo no sé si podría decirme!



¡Muy pronto más cositas chulas de nuestro place! ¡Estad atentos! 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*