Madres creativas y sus locos cacharros

¿No te ha pasado alguna vez que, con algunas cosas, que piensas que eso lo ha tenido que diseñar una madre? A mi me pasa constantemente y les doy gracias por solucionar mis problemas antes de que se me presenten. Me pasó con el botecito dosificador de leche de fórmula y sus compartimentos. Solo a una madre, harta de tener que preparar biberones fuera de casa y cargar con mil accesorios, se le puede ocurrir semejante ingenio. O la caja de nacimiento. O las benditas toallitas húmedas. Gracias desde aquí, madres inventoras.

Todo este rollo viene a santo de que siempre he pensado que en algún lugar del mundo debería haber, a sueldo del estado, una brigada de madres ingeniosas. Sería rentable, eficiente y el laboratorio estaría siempre como los chorros del oro. Pues bien, hay alguien en este planeta que se me ha adelantado. Ha pensado lo mismo que yo, pero mejor, y ha fichado a mi comando maternal para, atención, ¡diseñar juguetes! Es tan buena idea que me debato entre aplaudir y odiarle eternamente por no haber sido más rápida. Y me inclinaría por la segunda opción si no fuera porque lo están haciendo tan bien, que ya me tienen en el bote.

Se trata de la marca belga Lilliputiens, que cuenta con un equipo creativo compuesto por mamis. No me digas que no es genial. Una madre sabe perfectamente cómo es el juguete que volvería loco a su hijo, qué tela es la más molona, qué material el más suavito o el que hace el ruidito más chachi, si mola más una rana o un oso hormiguero… Y eso están haciendo. Lilliputiens se ha especializado en juguetes de tela que esconden secretos y sorpresas, que invitan a los niños a jugar, descubrir y participar. Son juguetes molones para niños activos y despiertos. Y yo ya tengo mi lista para estas navidades. Y, por si necesitas ideas, la voy a compartir contigo. Allá va mi “topfaif” del cinco al uno:

5. Mini-dancing Nicolás: Un lobo suavito que se estira y vuelve a su posición haciendo ruidito y vibrando. Les chifla. Los más pequeños podran estrujar, achuchar, morder, chupar… No te preocupes, los materiales son de primera calidad y son completamente seguros. No les va a pasar nada. Recuerda que el Comando Madre está vigilando…

mini-dancing-nicolas copia

4. Ofelia y sus pollitos: Una marioneta gallina y sus cuatro pollitos-marionetas de dedo. ¡Me los como! Además, cada uno de ellos hace un ruidito diferente y están numerados. Los colores, las diferentes texturas y ruiditos, los números, los roles padres e hijos… Los juegos a desarrollar son infinitos.

la-gallina-ophelie-y-sus-pollitos copia

3. Conejito Buenas Noches: Es un cuento pero es más que un cuento. Grande, de tela y blandito, narra el ritual cotidiano de acostarse tras el bañito y la cena. El conejito, además, se desplaza por todo el cuento, por lo que la interactividad del niño con la historia es total. Como todos los juguetes de Lilliputiens, está realizado con diferentes materiales y texturas, colores y formas.

conejito-buenas-noches-ningun-texto copia

2. Marioneta Caperucita: Es una marioneta y es un cuento y es un juego de manos y es varios muñecos… Caperucita tiene en su falda el cuento clásico narrado a partir de dibujos muy simples, por lo que puedes ir contando el cuento y utilizando la muñeca como marioneta. Pero es que luego, atención, al darle la vuelta como un guante, Caperucita se convierte en la abuelita. Y con un simple gesto, ésta se transforma en el lobo. ¡Es genial!

marioneta-reversible-caperucita-roja copia

1. El tipi y los 10 indios: Muero de amor por este juguete. Un tipi monísimo y blandito, con sus diez pequeños indios, su hoguera, su totem y su canoa. ¡Lo quiero para mi! Es un juego perfecto de simulación con el que, además, pueden aprender a contar.

el-tipi-y-los-10-indios copia

Estos son mis cinco preferidos, pero en realidad los quiero todos. Tengo que admitirlo.

3 Comments

  1. Una gran selección entre miles de cosas alucinantes… Pero te has dejado fuera del top 5 el juego de bolos. Primero son achuchables a más no poder, luego también hay que destacar que la bola no te romperá ningún cristal (ya las figuras dependen del niño, su fuerza y puntería). Ayuda al gateo, habilidad para poner figuras de pie, movimiento del brazo para el lanzamiento…
    Año y medio después sigue encontrando hueco a sus animales (todos con nombre!) Web juegos diversos
    Una marca de juguetes que enamora a niños y madres! Lo confieso

    • ¡Izaskun! Tienes toda la razón. Y no solo los bolos, que son geniales. Me he dejado un montón de cosas chulísimas. Lo mejor va a ser hacer otro post con un “topten” de Lilliputiens, ¿no te parece? ¡¡Te aviso para que me ayudes a elegir!! 😉
      ¡Un abrazote y gracias por tu comentario!

  2. Pingback: Cinco Recomendaciones Molonas de My Little Place

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.