Esta noche es Nochevieja y mañana, un año más

Pues ya está aquí el año nuevo. El 2016, ni más ni menos. Recuerdo cuando era pequeña (hace mucho, mucho tiempo, en una galaxia muy lejana) que calculaba con mi hermana cuántos años tendríamos cuando llegara el año 2000 y hacíamos predicciones sobre lo que estaríamos haciendo en nuestras vidas. Dos cosas voy a decir al respecto: el tiempo pasa muy rápido y ninguna de las dos podríamos ganarnos la vida como videntes. Eso fue ayer. Y hoy ya estamos a puntico de entrar, no en en el 2000, sino en el 2016. ¡Agárrate! Que ya hay gente ahí afuera que no ha vivido un solo día del siglo XX y es capaz de tener contigo una conversación interesante. El otro día me pasó con el hijo de un amigo. Me fui de allí indignada. Indignada y deprimida. Ese mico no ha conocido las hombreras, ni los pantalones de campana, ni a Milli Vanilli, ni a Rick Astley… Debería estar prohibido ser tan insultantemente joven en mi presencia.

El caso es que ya está aquí la Nochevieja. Esa noche del año en que hay que comer mucho, beber mucho, reir mucho y vestirse como si fueras a recoger un óscar en cualquier momento. Tengo que reconocer que yo he pasado la mayoría de mis Nocheviejas en pijama y viendo vídeos musicales viejunos. Pero es que yo soy así de rara. No sirvo como ejemplo. Toca también hacer lista de buenos propósitos para el año que entra y ponernos ropa interior roja, y entrar en el año nuevo con el pie derecho, y besar a quien tengas al lado… Yo me salto todas las tradiciones. Bastante tengo con no ahogarme con las uvas como para encima estar en todo. Calla, calla. Ya me estoy estresando…

Yo venía simplemente a desearos muy fuertecito que tengais un año nuevo estupendo, que lo mejor del 2015 entre en el 2016 con vosotros y lo malo se vaya por donde ha venido. Que disfruteis mucho de los seres queridos y recordéis con cariño a los que faltan. Que la vida os sonría todo el rato. Que se cumplan vuestros deseos. Que las uvan vengan sin hueso, que echen en la tele Love Actually y que Melendi no saque nuevo disco.

Y que os esperamos en My Little Place. Que el día cinco vienen los Reyes de Oriente y estamos cargaditos de cosas molonas. Como ésta, o ésta.

¡¡FELIZ 2016, AMIGOS!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.